Importante

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo, la sinceridad y verdad. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas toxicas y que traicionan mi amistad. Si no te gusta mi manera de pensar, si no eres defensora/ or de los animales; no me interesas ni como humano, ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

miércoles, 23 de junio de 2010

Volar






























Alma dormida

que desea volar

aquí y ahora,

recuperando a toda costa

el tiempo perdido.

 

Tiempo que

no volverá,

nunca más.

 

Besos que se

murieron en algunos

labios sin tener

mucho sentido.

 

Caricias que

se olvidarán

en algunos cuerpos

carentes de ternura.

 

Piel que fue

amada aún tú

no queriendo.

 

Gemidos que se

perdieron en el silencio

porque nadie

tuvo tiempo

de escuchar.

 

Palabras que

perecieron ahogadas

antes de ser

exclamadas.

 

Cuerpos que

nunca se mezclaron

con los olores

del amor.

 

Alma dormida

que deseas volar

pidiendo a gritos

querer despertar.

4 comentarios:

PERLA NEGRA dijo...

Hola, Ana..que gran poeta eres, cielo..este texto es realmente maravilloso. Espero sigas haciendo entradas para recrearme siempre en ellas.

Besitos de nácar.

ShiroDani dijo...

Anaaaaaaaaa, que bello, vuelo sin volar.
Que pena de besos y caricias desperdiciados.
Eres lo mas, Himechan.
Un besazo, ¡Bueno dos!. jajaja

Arwen dijo...

Alma dormida...que quiere volar, pero es tarde y se olvido de soñar...espero que esa alma recupere su rumbo y vuelva a amar...muy bello Ana...un placer leerte, besitos...

reltih dijo...

... y sí, volé!!!
besos