Importante

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo, la sinceridad y verdad. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas toxicas y que traicionan mi amistad. Si no te gusta mi manera de pensar, si no eres defensora/ or de los animales; no me interesas ni como humano, ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

martes, 21 de diciembre de 2021

Feliz Navidad

 

Si de verdad nos queremos, tenemos que respetarnos.

Mis queridos amigas/os. Llevamos dos años muy complicados y todavía nos queda por delante un largo camino; camino de sensatez, empatía, respeto y, sobre todo, mucha paciencia. Paciencia, que, aunque por momentos la perdamos, hay que seguir teniendo, para poder conseguir o aproximarnos a lo que antes conocíamos, como normalidad en nuestras vidas.

No voy a olvidar a todas y cada una de las personas que nos han dejado, anónimas y no anónimas que ha fallecido por culpa de está devastadora pandemia. No, no son felices fiestas para nadie, pero los más peques, no tienen porque sufrir, son la alegría de todas las familias y aunque sea por ellos, hay que tragar nuestra pena y seguir adelante, por y para ellos. No, no me nace, felicitar estas fiestas, pero lo hago.

FELIZ NAVIDAD, LLENO DE PAZ Y MUCHO AMOR.

 

A.G.C.

miércoles, 15 de diciembre de 2021

Hasta siempre Verónica

 

 

No me puedo ni imaginar, la desolación y vacío en las entrañas, que debe de estar pasándolo en estos duros momentos, la hija de Verónica Forqué.

Una madre, es el pilar más fuerte y el vínculo irrompible e indestructible, que se crea entre una hija/hijo. En esta vida, no conocía a Verónica en persona, pero es, como si la conociera de toda la vida. A través de sus películas, series, entrevistas, se me caía la baba, mirándola. Su manera de hablar, sus gestos, sus frases. Toda ella, era, ternura, paz, sosiego. No, no la conocía en persona, pero tenía ese don de trasmitirme todo eso.

Terminó su vida, por desesperación, por dolor, porque no vio salida, ¡ojalá! hubiera sido de otra manera y en otras circunstancias, pero son las que son, aunque nos duela el alma por su pérdida.

Hay que tratar las enfermedades psicológicas desde la profundidad y no enmascárala con tratamientos superficiales, Las enfermedades psicológicas, son serias, muy serias. Hacen falta más psicólogos, psiquiatras.

Señores directores de cine españoles. En otros países sería impensable que una actriz de la talla como Verónica Forqué, no tuviera un papel hecho a su medida, Tienden a olvidarse muy pronto de todo lo que nos aportan los actores y actrices de este país. Por favor, si pedimos Cultura, foméntenla primero ustedes y no se olviden de las actrices que ya no son tan jóvenes, recuerden siempre, que un día las actrices, no tan jóvenes, les hicieron ganar mucho dinero.

A.G.C