Nota

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

martes, 22 de marzo de 2016

Condeno este y todos los atentados






Hace tan sólo dos días,  os deseaba un inicio de la primavera con paz, amor.  Siempre tiene que venir alguien y joder nuestros deseos. Condeno totalmente los  atentados en Bruselas, y cualquier atentado hacía la vida humana. Es la barbarie más grande que un ser humano puede hacer, quitar la vida a otra persona. Mis condolencias a los familiares de los fallecidos y heridos. Y cómo no, a todo el mundo musulmán, que tampoco se lo no merece.

martes, 8 de marzo de 2016

¿Porqué no día de las personas?



El Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo a través de todos los continentes; separadas por diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen con un mismo fin, luchar en pro por la igualdad, la justicia social y la paz. Y así llevamos, más de noventa años.

¿Por qué no, el día de las personas? Existe el día de la mujer porque, trabajando igual que los hombres, cobramos menos, tenemos que demostrar más y ser mejores. Me gustaría un día despertar y que no existiera distinciones por el hecho de ser mujer, es como mínimo denigrante. El día de la mujer, lo celebramos con eventos de diferentes índoles. Charlas, recitales de poesía, etc. todo un elenco de reivindicaciones sociales.
¿Tiene que haber un día de la mujer para reconocer nuestra valía? ¿Hasta cuándo vamos a tener luchar por nuestros derechos? Unos que se creen con el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo; si podemos o no abortar, otros, están tan absortos en el papel de macho alfa, que se atreve a matarnos y algunos hasta sus propios hijos. Otros a opinar lo que no tienen ningún derecho a opinar. Caramba, si no se nos obliga a ser quien no somos ni nuestro propios padres. ¿En qué momento decidió el hombre que tenía el poder sobre nosotras para cortar nuestra libertad y dignidad? Jamás hay que ceder al chantaje ni a vejaciones, por el hecho de ser tu padre, tu pareja o la mismísima iglesia. Que no te condicione nadie. Afortunadamente me considero una persona libre en pensamientos y decisiones. Como persona exijo que se comporten conmigo de la misma manera, que me comporto con los demás. “Nadie tiene el derecho de mandar de ti”. Sí, hay que unirnos, pero para celebrar el día de las personas, no importando la religión, raza o ideales. Tenemos dones muy preciados; la capacidad de dialogar, razonar y comprender. Y si no estamos de acuerdo, que impere sobre todas las cosas, el respeto como personas.
Contra el maltrato, tolerancia cero.

lunes, 7 de marzo de 2016

Gabriela Mistral

Gabriela Mistral fue galardonada en 1951 con el Premio Nacional de Literatura de Chile. Ha sido asimismo la primera ganadora del Premio Nobel de Literatura de América Latina.

Siento mi corazón en la dulzura
fundirse como ceras:
son un óleo tardo
y no un vino mis venas,
y siento que mi vida se va huyendo
callada y dulce como la gacela.

Poemas de : Gabriela Mistral