Nota

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

jueves, 6 de junio de 2013

Pedofilia



Las investigaciones lo demuestran






La pedofilia o atracción sexual hacia niños y
niñas podría ser el resultado de una falta de conexiones nerviosas
en el cerebro
, según un estudio publicado en el último número de la
revista Journal of Psychiatry Research. Su autor, el
investigador canadiense de la Universidad de Toronto James Cantor, ha llegado a
esta conclusión después de comparar el cerebro de más de medio centenar de
pedófilos con el de otros convictos acusados de crímenes no sexuales.



Los escáneres mostraban que los primeros tenían un
déficit significativo de las fibras nerviosas -sustancia blanca-
que conectan seis áreas del cerebro relacionadas con la excitación sexual. Según
Cantor, el hallazgo es la evidencia más fuerte de que esta inclinación sexual
es el resultado de un problema en el desarrollo del cerebro. No obstante,
asegura que esto no les exime de la responsabilidad criminal. "No ser
capaz de elegir tus preferencias sexuales no implica que no puedas decidir qué
hacer", aclara. 














No hay comentarios: