domingo, 30 de junio de 2013

Al viento








Es
mejor darle besos al aire que


seguro que el viento comprende.                     


No
quiso entender que he sido de un todo


y qué
nunca he sido de nadie.


Tal
vez ya lo sepa, tal vez ya lo sabe,


pero
jamás podría sentirme encadena a nadie.


No
quiso aceptar que amara a la vida


por
encima de él.


Amar
es un sentimiento tan grande


que
hasta temo ofender al amor.


Un
día mirándole a los ojos


le
confesé que no podía ser,


qué
mi libertad estaba por encima de todo.


Él
me miró y sonriendo, sonriendo,


pero
no me creyó.


Nunca
aceptó que mí libertad fuera tan importante


y qué
nunca la hipotecaría por alguien.


Cuanto
más lo reflexiono, más convencida estoy,


es
mucho mejor darle besos al aire.







A.G.


2 comentarios:

  1. La libertad! Que grande y hermosa palabra! Pero tan compleja. Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  2. manuelflo.mil-unamigos.blogspot.com24 de septiembre de 2013, 18:42

    No dejo de admirar, tu amplio sentido del Amor, ahora sobre la "Libertad". ¡Ana tienes alas!...Besos

    ResponderEliminar

Sed respetuosos con vuestros comentarios. Todos tenemos nuestra verdad, el respeto a la opinión de los demás, nos hace seres tolerantes.