Nota

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

lunes, 26 de octubre de 2009

Ellos








Capitulo 4





Se estremeció cuando oyó poner las
llaves en la cerradura de la puerta. Sentada en el sofá miró con cariño a su
amiga y le dijo que por favor la dejara sola para poder hablar con su marido,
era necesario que lo supiera, iba a contarle toda la verdad. Su marido se
asustó cuando la miró.



-¿Que pasa cariño? ¿No te
encuentras bien? ¿Que te ha ocurrido?



Le pregunto.


Ella sin omitir palabra le contó
la verdad de lo que había pasado y que todo había terminado porque ahora había
muerto.



Hubo un silencio que se hizo
eterno. La miro con mucha ternura, se acercó a ella y la abrazó con tanto
cariño que ella se derrumbó. Allí permanecieron los dos abrazados sin darse
cuenta que habían perdido la noción del tiempo.



Su marido le secó las lágrimas y
mirándole a los ojos le dijo que él solo quería su felicidad. Se abrazaron. Él
le dijo que tomara la decisión que tomara, siempre estaría esperándola en casa
cuando



regresara.





Fin


4 comentarios:

Verónica dijo...

Esta historia me ha conmovido mucho, tiene la dosis justa de amor y magia quehacen que tus letras dejen huellas en el alma!

un besote

Adolfo Payés dijo...

Tiempos de no leerte.. Es un gusto pasar por aquí, no me actualiza tu blog en mi blog..

Lo reviso..

Un abrazo
Saludos fraternos.

Mª JOSE. dijo...

Ana...¡¡Cuánto tiempo!Soy Mª José a la que cerraron el blog en Espaces y enviaste tu libro de poemas¿Recuerdas?Como estabas en wordpress me era difícil seguirte y ahora desde la casa de Verónica te localizo.Bellísimo tu relato Ana.
Me alegra tenerte cerca.
Besitos.MJ

SILVIA dijo...

UN AMOR A PRUEBA DE TODO, SOBRE TODO EL DE EL, QUE RESPETA ESA DISTANCIA NO ???
UN BESO ANA¡¡¡