jueves, 3 de septiembre de 2009

Viril






 






Viril



Y te deslizas como un niño despacio,
muy despacio, sin hacer apenas ruido
y entre mis piernas, tú.
Tiemblo jadeante cuando tu lengua recorre
sutil pero impaciente mi jardín floreado.
Consigues que mis entrañas ardan como un volcán
y un deseo febril se apodera de mis carnes.
Tus movimientos entrecortados hacen
gemir hasta lo más recóndito de mi cuerpo.
No en vano tu joven y viril falo
me hace estremecer para al fin
desembocar en un liquido espumoso
inundando tan ansiado y frondoso jardín.




Ana Giner








©









6 comentarios:

  1. Maravilloosamente erótico y sensual!
    Hermoso escirto, muy bien logrado

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Te deslizas despacio, muy despacio, sin ruido
    entre mis piernas..
    Tiemblo cuando tu lengua me recorre impaciente
    Consigues que mis entrañas ardan en deseo febril
    Tus movimientos me hacen gemir hasta lo más recóndito de mi cuerpo..
    No en vano mi joven y viril falo te hace estremecer para al fin ambos desbordemos en ese ansiado liquido espumoso que nos inunda..
    Eros.....
    Gracias doblemente, x dejarme jugar con tus letras y compartirla..

    ResponderEliminar
  3. GUAU¡¡¡¡¡¡¡¡¡ DERROCHA SENSUALIDAD, ESTE POEMA ANA, BELLISIMO¡¡¡
    TE DEJO UN CARIÑO GRNDE, BUEN FIN DESEMANA

    ResponderEliminar
  4. Hermoso Ana, bello poema que describe con letras de oro el encuentro mágico de los cuerpos de los amantes. Sublime...
    Mujer trabajadora, no dejes descansar tus letras, que tienen que contarnos muchas cosas... Besos, Antoñi

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana precioso poema, todo sensualidad...

    Felicidades amiga por tu premio como finalista, me alegro un montón, a disfrutarlo con mucha alegria y paz que derrocha tu corazón...

    Un beso y un abrazo...Sensi

    ResponderEliminar
  6. Ana se que estas muy ocupada, solo quiero que hagas un alto y recojas algo que deje para ti en mi blog. Mi última entrada creo que no se ve, no sé que he debido hacer mal… Besos, Antoñi

    ResponderEliminar

Sed respetuosos con vuestros comentarios. Todos tenemos nuestra verdad, el respeto a la opinión de los demás, nos hace seres tolerantes.