domingo, 3 de mayo de 2009

Para tí, Mama




Llena de vida y sin desearlo te fuiste,

Madre.

Te llevaste contigo mi único y verdadero gran amor,

el tuyo.

Desgarrada toda esperanza,

olvidaste llevarme contigo.

¡Ay, madre qué hago sin ti!

Cómo voy a vivir sin el mirar de tus ojos,

Sin tus manos que me dan sostén.

Vivo sin vivir, Madre.

Con este dolor que merma mi vida,

no vivo, más se rompió mi corazón.

El mayor de mis pesares,

el vacío más grande.

Mis lágrimas no te harán regresar,

pero sigue mi corazón llorándote, Madre.

voy de aquí para allá, desesperada…

y como un esperpento,

vago sin darle importancia a nada.

El cielo y la tierra ya no tienen sentido

¡Qué tristeza más grande alberga mi existir,

Y qué cruda y amarga realidad ¡Madre!

Seguir viviendo sin ti..!

 

Dedicada a la mujer que me dio la vida.

Mí madre

Te quiero mami

4 comentarios:

  1. Es muy triste perder a la madre, pero ella siempre estará unida a tu alma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ana...No sé que ecirte.
    Yo aún la tengo.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  3. Hay un concepto que yo aprendí de mi madre. Ella perdió la suya con 3 años...- nacemos con un tiempo para estar y otro para irnos, son designios con los cuales nacemos y al mismo tiempo se nos dota de la capacidad no solo para soportarlo, también aceptarlo, y seguir creciendo como persona, enriqueciendo nuestra vida y respirándola por cada poro de nuestro cuerpo...-
    La vida es tu autentico regalo, abraza su recuerdo y disfruta de todo como si fuera tu primer instante de vida y el último...
    Un beso fuerte para ese hermoso recuerdo que debe estar junto al mio y otro para ti... Besos, Antoñi

    ResponderEliminar
  4. bellisima y emotiva entrada.
    Un abrazo y gracias por compartir tu sabiduria de la vida

    ResponderEliminar

Sed respetuosos con vuestros comentarios. Todos tenemos nuestra verdad, el respeto a la opinión de los demás, nos hace seres tolerantes.