jueves, 28 de febrero de 2013

Perdón tengo Alzhéimer






Hoy he abrazado la cara del
olvido.








Tú mirada vacía de recuerdos y
sensaciones,




llena mi corazón de pena y
amargura,


te he estrechado contra mi pecho,


como si fueras una niña.


Tu risa tan inocente, me hace
reír


también a mí, pero es
ficticia  y de mentira,


tan solo, para
no derrumbarme frente a ti.


Y no sé cómo arrancar este dolor de mi pecho


que me ahoga de impotencia, al no poder


hacer nada.


Te hablo, te cuento historias de
antaño,


te acaricio, te lleno de besos,


sin obtener respuesta alguna,


tan solo, la misma sonrisa, y mirada ausente.


Hoy he visto la cara cruel del
olvido,


y no me importa que no recuerdes que soy tu hija,


yo recordare que eres mi madre el
resto de mi vida.


Cruel enfermedad, que fulmina en un suspiro,


todo rastro de la existencia de una
vida.





A.G.





©

2 comentarios:

  1. Triste azote de nuestra época. Una de las muchas "plagas" que nos afectan. Unas remiten y aparecen otras nuevas. Es la propia vida. Es lo que tenemos. Saludos Ana

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que sí Paco. Ni pasión, ni sexo, y ya escasea hasta el amor.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Sed respetuosos con vuestros comentarios. Todos tenemos nuestra verdad, el respeto a la opinión de los demás, nos hace seres tolerantes.