Importante

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo, la sinceridad y verdad. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas toxicas y que traicionan mi amistad. Si no te gusta mi manera de pensar, si no eres defensora/ or de los animales; no me interesas ni como humano, ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

sábado, 19 de octubre de 2013

Olvido







El
Olvido








Ese
amor que es solamente de los dos, tuyo y mío,


que
nos hace divagar  las oscuras noches
intranquilos,


nos
quita la noción del tiempo,


y
nos enreda en una locura como dos niños.





Ese
amor que si no es cultivado desidia  en
el olvido,



que perdimos la razón y nos dejamos llevar


por
un momento de pasión e instinto,


más
luego, tu arrepentimiento y el mío,


que
es locura o tristeza, lo que nos parte el alma en dos,


maldita
locura de amor cuanta deseo alberga mi corazón


y
cuanta ternura.





Saber
que queda mucho por dar y ofrecer,


que
si tú me dejas, yo volare de la amargura también


soy
mujer de pocas lágrimas, lo sé,


y
de olvido fácil, también lo sé.





Notarás
que perderte no quiero,


y
me dolerá, seguro,


que
mis noches no serán las de siempre,


sino
sueño contigo,


y
en las madrugadas frías cuando ya no te tenga,


acariciare
el más bello de los recuerdos,


nuestros
recuerdos,


esos
que sí son tuyos y míos.





Y
casi seguro divagaré sin rumbo,


buscando
los pedazos de mi corazón



































































que
es lo único que no es tuyo, sino mío.

viernes, 4 de octubre de 2013

"La gente feliz no suele consumir"























































GABRIEL ASENJO.. PAMPLONA


Serge Latouche: "La gente feliz no suele consumir"



Propone vivir mejor con menos. Profesor emérito de Economía en la Universidad París-Sud, es una de las voces mundiales del llamado movimiento por el decrecimiento.




Nacido en Vannes (Francia) hace 70 años, ante un público que le escuchaba sentado hasta en los pasillos de acceso al salón de actos del Colegio Mayor Larraona de Pamplona, subrayaba ayer noche que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

Invitado por el colectivo Dale Vuelta-Bira Beste Aldera, y bajo el título de su conferencia El decrecimiento, ¿una alternativa al capitalismo? , reclamó que la sociedad establezca una autolimitación de su consumo y de la explotación medioambiental. Desde su punto de vista no se trata de plantear una involución sino acoplar la velocidad de gasto de los recursos naturales con su regeneración.

Especialista en relaciones económicas Norte / Sur, premio europeo Amalfi de sociología y ciencias sociales, su movimiento decrecentista, nacido en los años 70 y extendido en Francia, defiende la sobriedad en la vida y la preservación de los recursos naturales antes de su agotamiento. A su juicio, si el decrecimiento no es controlado "el decrecimiento que ya estamos experimentando" será consecuencia del hundimiento de una forma de capitalismo insostenible, y además será desmesurado y traumático.

Una bomba semántica. Afirma Serge Latouche que el término decrecimiento es un eslogan, "una bomba semántica provocada para contrarrestar la intoxicación del llamado desarrollo sostenible", una forma de pensamiento, la sostenibilidad, extendida por el economicismo liberal de los años ochenta, y que propicia pagar por todo, "por ejemplo, en el caso del trigo, obliga a pagar por los excedentes, por su almacenamiento y también hay que pagar por destruir los sobrantes". "Deberíamos hablar de A-crecimiento", dijo como una invitación hacia la reflexión sobre nuestro estilo de vida, incluso sobre la exhibición de los superfluo y el enriquecimiento desmesurado.

Desde su punto de vista "vivimos fagotizados por la economía de la acumulación que conlleva a la frustración y a querer lo que no tenemos y ni necesitamos", lo cual, afirma, conduce a estados de infelicidad. "Hemos detectado un aumento de suicidios en Francia en niños", agregó, para aludir más adelante a la concesión por parte de los bancos de créditos al consumo a personas sin sueldo y patrimonio como sucedió en Estados Unidos en el inicio de la crisis económica mundial. Para el profesor Latouche, "la gente feliz no suele consumir".

Sus números como economista aseguran que le dan la razón: cada año hay más habitantes en el planeta a la vez que disminuyen los recursos, sin olvidar que consumir significa producir residuos y que el impacto ambiental de un español equivale a 2,2 hectáreas, y que cada año se consumen 15 millones de hectáreas de bosque "esenciales para la vida". "Y si vivimos a este ritmo es porque África lo permite", subrayó. Para el profesor Latouche, cual cualquier tipo de escasez, alimentaria o de petróleo, conducirá a la pobreza de la mayoría y al mayor enriquecimiento de las minorías representadas en la grandes compañías petroleras o agroalimentarias.

Trabajar menos y producir de forma inteligente. Tachado por sus detractores de ingenuo, postuló trabajar menos y repartir el empleo, pero trabajar menos para vivir y cultivar más la vida, insistió. Desde un proyecto que calificó como "ecosocialista", además de consumir menos, la sociedad debería consumir mejor, para lo cual propuso producir cerca de donde se vive y de forma ecológica para evitar que por cualquier puesto fronterizo entre España y Francia circulen hasta 4.000 camiones a la semana "con tomates de Andalucía cruzándose con tomates holandeses". Finalizó con una alabanza al estoicismo representado en España por Séneca: "No se obtiene la felicidad si no podemos limitar nuestros deseos y necesidades".

martes, 20 de agosto de 2013

Nuestro hogar Pelicula


Os recomiendo esta película. Nuestro Hogar. Una película muy interesante para los que quieren saber qué es lo que pasa cuando nos morimos y qué viene después.

          Tal vez sea mentira o tal vez sea cierto, pero seguro que a nadie dejara indiferente.






sábado, 17 de agosto de 2013

Mí homenaje a Isabel Seoane














Ahora eres esencia para los mortales y 


una luz que nos
guiarás a través
 


de la oscuridad
mundana.










Dedicada a mí
querida y admirada amiga Isabel Seoane





Cuando muera





No quiero llantos ni penas,


el día que yo muera. No quiero flores


que al cortarlas marchiten


su delicada belleza.





Tampoco coronas que os recuerde


que he muerto, porque en realidad


no será cierto.





No quiero un recuerdo


triste de mi vida, como tampoco


palabrerías de última hora,


de lo buena persona que fui.





Ni comentarios efímeros de


¡qué corta es la vida!


Porque si he muerto,


es que mi hora ha llegado.





Recordar con alegría,


mis ganas de vivir la vida.





Recordad mis palabras


de amistad, de amor,


de sinceridad, difundidas a través


de mis actos y escritos.





El cariño que de corazón os di.


Recordar mis ojos iluminarse


con tan sólo una sonrisa vuestra.





Estoy segura que ello os dará


fuerzas para seguir, en vez


de llorar por mí.





Me iré feliz y alegre por haber


Compartido con vosotros,


un tiempo de amistad, de ternura,


de entrega. De haber sido, tú esposa,


amante o simplemente amiga.





Eso, sólo eso, me hará feliz.


Y recordad ante todo que,


aunque os digan que he muerto,


no lo creáis.





Mientras me recordéis,


seguiré en vuestros


corazones, más viva


que nunca.





Ana Giner

























































































































©


sábado, 10 de agosto de 2013

viernes, 26 de julio de 2013

¡Te quiero!












En silencio…, mis labios se deslizaban por tu piel


como si musitaran una oración,


ungiendo mis manos en tu cuerpo,


y, en tu regazo, mi boca perdiéndose


en tu fuente de diosa... bebiendo.





En silencio…


tan sólo roto por el deslizar de una caricia,


por el sonido de un beso,


por susurrarte un «te deseo» al oído.


Como en una plegaria,


soy acariciado por el brillo de tus ojos,


rodeado por la noche de tu cabello.





En silencio…


del amor diosa pagana,


te adoro… a ti,


que me hiciste sentir hombre


entre tus brazos vibrando,


a ti que me hiciste sentir niño


desfalleciendo sobre tu cuerpo


mientras musitaban mis labios


 ¡Te quiero!





Del libro “Crisol de
sensaciones”


miércoles, 24 de julio de 2013

¿Por qué?






Hoy día
veinticinco de Julio hace dieciséis años que mi madre falleció y por cosas de las
casualidades de la vida, le dimos sepultura mañana día veintiséis, justo el día
de nuestro Santo. ¿Casualidad?...



Pero es
mentira, para mí no hace dieciséis años, ya que el tiempo en este plano es
relativo.  Para mí fue ayer cuando se fue
de mi lado. Y aunque la echo muchísimo de menos, me ha dejado el mejor legado,
luchar y luchar por conseguir lo que se desea. Esa fuerza de espíritu que he
heredado de ella, es mi mayor regalo hacía ella. Y este dónde esté, estará
orgullosa de que casi, casi, lo he logrado. Te quiero mamá.





¿Por qué?





Llena de vida y sin desearlo
te fuiste,


Madre. Te llevaste contigo mi
único


y verdadero gran amor, el
tuyo.





Desgarrada toda esperanza,


olvidaste llevarme contigo.





¡Ay, madre qué hago sin ti!


Cómo voy a vivir sin el mirar
de tus ojos,


Sin tus manos que me dan
sostén.





Vivo sin vivir, Madre.





Con este dolor que merma mi
vida,


no vivo, más se rompió mi
corazón.


El mayor de mis pesares,


el vacío más grande.





Mis lágrimas no te harán
regresar,


pero sigue mi corazón
llorándote, Madre.


voy de aquí para allá,
desesperada…


y como un esperpento,


vago sin darle importancia a
nada.





El cielo y la tierra ya no
tienen sentido


¡Qué tristeza más grande
alberga mi existir,


Y qué cruda y amarga realidad
¡Madre!


Seguir viviendo sin ti..!





Dedicada a la mujer que me
dio la vida.




Mi madre. Te quiero mami.


Del libro "Naturalmente Enamorada"