Nota

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

jueves, 21 de abril de 2016

Devuélveme




Devuélveme la sonrisa que poco a poco
de mis labios te has ido llevando.
Devuélveme la esperanza que me has robado
y traficas con ella por cuatro monedas a la primera de cambio.
Devuélveme a los niños que jugaban a ser niños
y no niños que juegan con armas reales.
Devuélveme la paz en mi alma, la fe en mi corazón
que por ansia de poder me arrancaste.
Devuélveme la tierra que pisamos
limpia de artefactos que tanto daño nos hacen.
Y en su lugar, sembremos árboles, flores,
con su armonía de colores.
Devuélveme a todos los animales libres de tantas
ambiciones, que nunca más paguen con su vida tan
alto precio con sus pieles.
Devuélveme un mundo nuevo.
Un mundo, donde no exista guerra, 
muerte ni hambre, donde no exista la envidia,
ni los celos nos conviertan en rivales.
Devuélveme la tranquilidad, para andar
libremente por las calles sin miedo
ni temor a que nos maten.
Devuélveme la sensibilidad y el respeto,
que el amor y la felicidad tan anhelada sea
lo único que se respire en este planeta.
Muéstrame la cara más fiable del hombre y por
una vez y para siempre, devuélveme la esencia de
lo humano.
Del libro: Naturalmente enamorada.

No hay comentarios: