Nota

Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Muere la actriz Lauren Bacall a los 89 años


Habitual en papeles dramáticos y de cine negro, también se adaptó bien a la comedia, como demostró en «Cómo casarse con un millonario» (1953), película en la que compartía reparto con Marilyn Monroe y Betty Grable, o «Mi desconfiada esposa» (1957), de Vincente Minnelli, coprotagonizada por Gregory Peck. En los años cincuenta destacan «El mundo es de las mujeres» (1954) de Negulesco, «La tela de araña» (1955) de Minnelli o «Escrito en el viento» (1956) de Sirk.

El fallecimiento del intérprete de «Casablanca» destrozó a la actriz, manteniéndose alejada de las pantallas durante varios años y dedicándose principalmente a interpretar obras en Broadway. Su regreso al cine se produjo en el año 1964 en una divertida película titulada «La Pícara Soltera».

En 1961 se casó con el actor Jason Robards, de quien se separó en 1969. Con Robards tuvo a su hijo Sam. A partir de los años 70 compartió los escenarios teatrales con los platós de cine y televisión concediendo siempre más importancia al mundo de las bambalinas y estableciéndose definitivamente en su ciudad natal, Nueva York.

Películas conocidas en las que su figura ha aportado un toque de distinción a partir de la década de los 70 han sido «Asesinato en el Orient Express» (1974), la adaptación de la novela de Agatha Christie hecha por Sidney Lumet, «El último pistolero» (1976), de Don Siegel, con la última actuación de John Wayne, «The Fan» (1981) o «Misery» (1993), film de Rob Reiner que adaptaba un libro de Stephen King.

En 1997 recibió su única nominación al Oscar. Fue en la categoría de mejor actriz secundaria y por su trabajo en la película «El amor tiene dos caras». La Academia no recompensó a este mito del Hollywood dorado y la ganadora de la estatuilla fue la intérprete francesa Juliette Binoche por «El Paciente Inglés». Poco después intervino en «El Celo» (1999), adaptación de «Otra vuelta de tuerca», de Henry James.

En 2009, Lauren Bacall obtuvo un Oscar honorífico a toda su carrera. Además, fue galardonada en 1997 con un Globo de Oro como mejor actriz secundaria por «The Mirror Has Two Faces», y a lo largo de su carrera recibió dos premios Tony de teatro y el «Premio Donostia» del Festival de San Sebastián (1982).


No hay comentarios: